Teatro Guimerá

El primer teatro de Canarias

El Teatro Guimerá se encuentra en Santa Cruz de Tenerife desde mediados del siglo XIX, cuando fue inaugurado y pasó a convertirse en el primer teatro de Canarias.

Su nombre ha variado a lo largo de la historia, hasta adquirir finalmente el que porta en la actualidad, en honor al escritor Ángel Guimerá Jorge, poeta, escritor y dramaturgo natural de Tenerife.

Diseñado por el arquitecto canario Manuel de Oráa, el Teatro Guimerá es toda una leyenda en el ámbito cultural del archipiélago, y es que con más de 150 años de historia a sus espaldas, es testigo vivo de miles de obras y representaciones artísticas.

Leyenda viva de la Cultura

Construido sobre las ruinas de un antiguo Convento Dominicano, e inaugurado en 1851, el Teatro ha sufrido varias reformas a lo largo de su historia, principalmente en su interior, siendo la última a finales del siglo pasado, a fin de mejorar y modernizar sus instalaciones.

De planta rectangular, gran escenario, majestuosos palcos, y un gran patio de butacas, el Teatro Guimerá cuenta con un aforo para casi 1.000 personas, y una acústica, iluminación y vistas inmejorables.

En sus exteriores, una amplia explanada presidida por la llamativa escultura de un rostro femenino nos da la bienvenida; es conocida como ‘Per Adriano’ y es obra del artista polaco Igor Mitoraj, quien la presentó a la Primera Exposición Internacional de Esculturas en la Calle, que tuvo lugar en los años ’70.

También en sus exteriores, además de bares, restaurantes y comercios, se encuentra un monumento a Ángel Guimerá, el dramaturgo de quien el teatro toma prestado el nombre.
 
En la actualidad, el Teatro Guimerá, que ha visto pasar por sus instalaciones a lo más selecto del panorama artístico de toda España, sigue tan vivo como siempre, impulsando la cultura en las Islas.

Puntuar y escribir una reseña.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Plaza Isla de La Madera, 38003 Santa Cruz de Tenerife
38003
Ver dirección