Atmósfera señorial, arquitectura colonial y esencia tradicional, así es La Orotava, un municipio donde la belleza es ley, anclado en un hermoso e inmenso valle, en el norte de la isla de Tenerife.

Bajo un clima de ensueño y al amparo de la figura del Teide, sus callejuelas tejen un maravilloso recorrido por la historia y cultura de la Villa de La Orotava, que forma uno de los conjuntos históricos más bonitos y mejor conservados de las Islas Canarias.

El verde de la enorme corona forestal del Parque Nacional del Teide que envuelve la Villa, la embriaga de aire puro y la atrapa en su encanto natural, convirtiendo al municipio en un verdadero pulmón para Tenerife, salpicado de senderos que se pierden entre la arboleda y trazan rutas increíbles.

Y mecidas por el Atlántico, en su litoral descansan unas magnificas y tranquilas playas salvajes de arena volcánica.

En sus alrededores