Puerto de la Cruz es uno de los destinos más populares de Tenerife, y a diferencia de la mayoría de los destinos más populares de la isla, se encuentra en el norte de Tenerife. Es una localidad tranquila, y aunque cuenta con una agitada vida tanto nocturna como diurna, no llega al bullicio del sur de la isla.

En Puerto de la Cruz hay excelentes hoteles y apartamentos repartidos por toda la localidad, con unas preciosas playas de arena volcánica, que junto a las piscinas del Lago Martíanez conforman un entramado idílico para quienes busquen disfrutar del clima de la isla.

Sus calles, plazas, parques y avenidas narran la historia de una ciudad que no deberías perderte.

Qué ver y hacer

Si algo brilla con luz propia en Puerto de la Cruz es el Lago Martíanez, un impresionante complejo de piscinas infinitas de agua marina, que alberga en su interior el Casino de la ciudad y que en las noches se convierte en una excelente zona para salir a tomar algo.

Una de las principales arterias comerciales del Puerto de la Cruz es la calle de La Hoya, que se encuentra detrás del Paseo de San Telmo, que es también la arteria principal de la noche en Puerto de la Cruz, donde podrás encontrar bares, pubs y discotecas de todo tipo. Además, el Lago Martíanez también abre por la noche, y aparte del Casino, te encontrarás con unas magníficas terrazas junto a las piscinas.

Encontrarás todo tipo de locales repartidos por la ciudad, además de unos geniales restaurantes en los que degustar todo tipo de cocinas.

Y a pesar de que en Puerto de la Cruz encontrarás todo lo que puedas necesitar, siempre es recomendable alquilar un coche para poder desplazarse con libertad y descubrir otros rincones de la Tenerife, como los pintorescos pueblos del norte, Punta de Teno o el Parque Nacional del Teide, entre otros.